Viñedos

En la Serranía de Francia, en Salamanca, a 750 metros sobre el nivel del mar, en Miranda del Castañar, se encuentran nuestras Vides Centenarias de Rufete, Calabrés, Aragonés y Rufete Blanco, plantadas en vaso en el año 1920.

 

Parte del territorio de la Serranía de Salamanca está compuesto por la Sierra de Francia, uno de los rincones más hermosos de la geografía española. Debe su nombre al Comte Reymundo de Borgoña cuando en el siglo XII repobló la zona, y es a partir de ese momento donde comienza a haber referencias escritas de la calidad de los vinos de la Sierra.

 

Varietales

Nuestros vinos de la DOP Sierra de Salamanca, producidos solo con variedades nativas, poseen las marcas de un territorio único, de viñedos centenarios en bancales de montaña, lo que les otorga su suntuosa personalidad. 

 

Basamos nuestra producción enteramente en uvas de nuestros propios viñedos como, Rufete, Calabrés, Aragonés y Rufete blanco.

  • Rufete: Conocida como Pinot Aigret y Pinot Cioutat entre otras sinonimias, es una mutación de la Pinot Noir incluso plantada anteriormente en Alsacia.  Racimo prieto de uva con piel muy fina azulada de ciclo de maduración temprana.  Otorga vinos de gran frutalidad y frescura con buena acidéz.​
  • Calabrés: La Diócesis de Calabria en una antiquísima misión a Salamanca donde habrían plantado Garnacha Tinta, hoy llamada localmente por los viticultores nativos, La Calabrés.  Variedad de ciclo de madurez largo otorga aspectos florales y frescos en este Clima con suelos fríos.​
  • Aragonés: Sería el clon mas antiguo de la famosa Tempranillo, un racimo mas esbelto de piel gruesa ofreciendo una mayor estructura.
  • Rufete Blanco: Tradicionalmente conocida como Verdejo Serrano, no es un clon de verdejo ni una mutación de la Rufete Tinta. Es ideal para vinos macerados con sus pieles y/o crianzas.

Clima

La Sierra de Francia posee un clima mediterráneo húmedo.

 

Con inviernos relativamente cortos y no muy fríos.  Los veranos suelen ser largos, calurosos y secos, pero con algunas noche frías.   Tanto en otoño como en primavera abundan las precipitaciones equilibrando así la poca capacidad de absorción de los suelos.

 

Este clima ayuda a una correcta maduración de nuestras uvas otorgando buena acidez y permitiendo el desarrolo de aromas característicos de las variedades de nuestra zona.

 

Suelo vivo

Los suelos de la Sierra se caracterizan por su grado de acidez lo que da a nuestros vinos una identidad única y particular.

A lo largo de toda el área de producción encontramos una gran diversidad geológica y edáfica de suelos como arenosos que deben su origen a la roca granítica, o suelos arcillosos procedentes de pizarras. 

En definitiva, las vides plantadas en cada área se sumergen en los matices que cada terreno les proporciona, manteniendo la esencia de cada terroir.

Contacto

info@bergesiocollezione.com

 

shop@bergesiocollezione.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.bergesiocollezione.com